Spanish Basque Catalan English Galician German

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

Entrevista Dr. Mintegui. No lo intentes en casa: el vídeo viral sobre cómo calmar a un bebé es para expertos

Calmar a un bebé cuando llora puede llegar a ser una tarea titánica. Por eso no es de extrañar que el primer vídeo que ha colgado en YouTube el pediatra californiano Robert Hamilton haya tenido tanto éxito: seis millones de reproducciones en cinco días. También ha llegado a la portada del agregador de noticias Menéame. En este vídeo, Hamilton explica una técnica para calmar a bebés de hasta dos o tres meses (por el peso) que él llama “the hold” (el agarre) y que consiste en estos cuatro pasos:

1. Cruzar los brazos del bebé sobre su pecho.

2. Sujetar suavemente los brazos y la barbilla del bebé.

3. Sostenerlo con la otra mano por la zona del pañal.

4. Inclinarlo 45 grados y balancearlo suavemente arriba y abajo o girando su cadera.

De todas formas y aunque la técnica funciona, no hay que tomarse este vídeo como un tutorial. "He visto aplicar este sistema y es útil", pero “requiere un aprendizaje” y "no se puede enseñar solo con este vídeo", explica el doctor Santiago Mintegui, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas de la Asociación Española de Pediatría.

Mintegui sugiere a los padres que quieran poner esta técnica en práctica que acudan primero a su pediatra y sigan sus indicaciones. Hay que tener en cuenta que requiere “sujetar el cuello y la mandíbula de un recién nacido”, que pueden ser muy frágiles.

El pediatra apunta que en el vídeo este "agarre" funciona muy bien no solo porque lo pone en práctica un especialista, sino porque además "lo hace en un ambiente tranquilo”. Explica que muchas veces los bebés se calman cuando los coge su médico simplemente “porque los sostiene alguien que está más tranquilo que los padres”, que muchas veces “se encuentran desbordados". Y añade: "No sé si en situaciones así los padres son capaces de llevar a cabo estos movimientos de forma segura”.

También recoge las palabras del pediatra americano, que al final del vídeo explica que en ocasiones los bebés no se calman porque se encuentran mal o porque tienen hambre. “Además de eso, a veces no se calman simplemente porque... no se calman. Nadie conoce realmente las causas del cólico lactante”. Es decir, en ocasiones no hay más remedio que armarse de paciencia.