Spanish Basque Catalan English Galician German

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

Los pediatras recomiendan la vacuna de la meningitis B pero sin crear alarma

Los pediatras persisten en su recomendación de vacunar contra la bacteria del meningococo B, a pesar de que esta sea solo opcional y no se haya incluido en el calendario de vacunación oficial. Fernando García-Sala, coordinador del grupo de trabajo de vacunas de la Sociedad Española de Pediatría extrahospitalaria y atención primaria, explica que esta bacteria es «un peligro» cuando afecta a lactantes pequeños. Además de causar meningitis B, también puede presentarse en forma de catarro, pero también en sepsis, enfermedad con una alta mortalidad y graves secuelas como sordera o amputaciones en algunos casos. Es por eso por lo que los pediatras creen que cuanta más prevención mejor, y ven «adecuada» la vacunación.

 

Europa la incidencia no es elevada y que no debe haber «psicosis» ni alarmismo. Considera que ha habido una falta de previsión por parte del Ministerio a la hora de autorizar su venta, ya que cada año nacen unos  bebés en España y solo se pidieron dosis. Con esto, es normal que no se encuentre en farmacias como informaba ayer este periódico. El pediatra pide a los padres que no se pongan nerviosos: «tranquilidad; hemos estado sin ella muchos años y no pasa nada, no hay una epidemia», asegura el médico, y que esperen para comprarla.

 

Conselleria dice que no es vital La Conselleria de Sanidad recuerda que se trata de una vacuna que no está incluida en el calendario oficial de vacunación, por lo que no es indispensable su administración a toda la población de manera generalizada, sino solo a grupos vulnerables. De enero a noviembre 2015 de en la Comunitat Valenciana se han registrado nueve casos de meningitis B, solo cinco de ellos en menores de 14 años, y todos evolucionaron favorablemente tras la administración de antibióticos, según la conselleria. En esta línea, un informe de 2013 del grupo de trabajo MenB, del Ministerio de Sanidad no recomienda la vacunación sistemá- tica. Este documento afirma que «no se considera justificada su inclusión en el calendario de vacunaciones». También, indica que «no es posible conocer cuál será su efectividad poblacional ni su impacto en la prevención de la enfermedad».

 

Y es que, como apunta la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) también en un análisis que elaboraron en 2014, «con la incidencia tan baja de la enfermedad, parece imposible evaluar la eficacia» de la vacuna. Por otro lado, a fecha de 2 de octubre de 2015, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) explica en un informe que la vacuna no se ha introducido «de manera sistemática» en ningún país del mundo, excepto Reino Unido, que lo ha hecho recientemente para los recién nacidos, por lo que «los datos disponibles sobre su utilización son muy limitados». Sobre esto, Fernando GarcíaSala apunta que estas dudas son en relación a la eficiencia de la vacuna, es decir, si su administración es rentable, ya que se suministraría a miles de niños y el número de casos es muy bajo (de 20 lactantes por cada 100.000 habitantes, apunta). Además, se trata de un fármaco nuevo con estudios cortos, especifica. No obstante, él la recomienda a sus pacientes, ya que no tiene efectos adversos, recalca.